4.9
(30)

Síndrome piramidal: causas, síntomas y tratamiento

Publicado el: 25 de enero de 2024.

Revisado el: 25 de enero de 2024.

Escrito y verificado por Enric Gallofré. Fisioterapeuta y Osteópata colegiado 11099.

Fact Check ✅: Contenido revisado y basado en la bibliografía disponible y experiencia clínica.

dolor síndrome piramidal

El Síndrome Piramidal, también conocido como Síndrome del Músculo Piriforme o Síndrome del Glúteo Profundo, es una condición neuromuscular común que causa dolor severo en la zona glútea y sensaciones anormales en la pierna.

El Músculo Piramidal

Situado en la región glútea, el músculo piramidal es un músculo pequeño y aplanado que desempeña un papel importante en la mecánica de la cadera.

Se origina en la superficie anterior del sacro y se inserta en el trocánter mayor del fémur. Esta disposición anatómica le permite actuar como un puente entre el sacro y el fémur, jugando un rol esencial en la estabilidad de la pelvis y la articulación de la cadera

El músculo piramidal comprime o irrita el nervio ciático, generando molestias en la parte lumbar y cadera que empeoran al estar sentado por períodos largos o realizar movimientos específicos.

El diagnóstico se basa en los síntomas del paciente, el examen físico y pruebas de imagen.

El tratamiento puede incluir medicamentos, fisioterapia, técnicas de electroterapia y, en casos refractarios, cirugía.

Diseno sin titulo 4

Causas del Síndrome Piramidal o Piriforme

El síndrome piramidal o síndrome del músculo piriforme puede ser causado por diferentes factores que afectan al músculo piramidal y al nervio ciático. A continuación, se detallan las principales causas que serán claves para el diagnóstico.

Neuropatía por atrapamiento

La neuropatía por atrapamiento es una de las causas más comunes del síndrome piramidal. Consiste en la compresión del nervio ciático debido a la contractura o espasmo del músculo piramidal, lo que ocasiona molestias y dolor.

Irritabilidad aumentada del músculo piramidal

La irritabilidad aumentada del músculo piramidal también puede contribuir al desarrollo del síndrome piramidal. Esta condición se caracteriza por una mayor sensibilidad y excitabilidad del músculo, lo que puede generar dolor y molestias en la zona glútea.

Presión ejercida sobre el nervio ciático

La presión ejercida sobre el nervio ciático al realizar movimientos específicos, como la rotación interna de cadera, puede provocar el síndrome piramidal. Estos movimientos pueden comprimir el nervio y causar dolor en la zona glútea y en la pierna.

Hipertrofia del músculo

La hipertrofia del músculo piramidal, es decir, su aumento excesivo de tamaño, puede ser otra causa del síndrome piramidal. Esta hipertrofia puede provocar la compresión del nervio ciático y generar dolor y sensaciones anormales en la zona glútea y en la pierna.

Síntomas del Síndrome del Piramidal o Glúteo Profundo.

El síndrome piramidal se caracteriza por la presencia de dolor en la zona central de la nalga, el cual puede ser intenso y profundo. Este dolor se irradia hacia la parte posterior del muslo, pudiendo llegar hasta la rodilla. Además del dolor, los pacientes pueden experimentar dificultad para caminar.

En algunos casos, el síndrome piramidal también puede estar asociado con disestesias, que son sensaciones anormales como entumecimiento, hormigueo o quemazón en la pierna afectada. Estas sensaciones pueden ser molestas e interferir con las actividades diarias.

Dolor en la zona central de la nalga

El síndrome piramidal se caracteriza por la presencia de dolor intenso en la zona central de la nalga. Este dolor puede ser profundo y se suele describir como una sensación de ardor o punzada. A menudo empeora al estar sentado durante largos períodos de tiempo.

Irradiación del dolor hacia la parte posterior del muslo

Además del dolor en la zona glútea, el síndrome piramidal se caracteriza por la irradiación del dolor hacia la parte posterior del muslo. El dolor puede extenderse a lo largo del muslo e incluso llegar hasta la rodilla. Esta irradiación del dolor es característica del compromiso del nervio ciático.

Dificultad para caminar

En casos más graves, el síndrome piramidal puede ocasionar dificultad para caminar. Esto se debe a que el dolor y las sensaciones anormales en la pierna afectada limitan el movimiento y la funcionalidad. Los pacientes pueden experimentar debilidad en la pierna y dificultad para mantener el equilibrio al caminar.

Disestesias asociadas

Además del dolor, el síndrome piramidal puede estar acompañado de disestesias en la pierna afectada. Estas sensaciones anormales, como entumecimiento, hormigueo o quemazón, pueden ser molestas e interferir con la calidad de vida de los pacientes. Las disestesias suelen ser resultado de la compresión del nervio ciático por parte del músculo piramidal.

Diagnóstico del Síndrome Piramidal

Los test clínicos son utilizados para evaluar y provocar dolor en el músculo piramidal o músculo piriforme, lo que ayuda a confirmar el diagnóstico del síndrome piramidal y a enfocar mejor el tratamiento de fisioterapia. Algunos de estos test incluyen:

  • Test FAIR
  • Test Pace
  • Test Beatty
  • Test Freiberg
  • Test HCLK
  • Test Mirkin

Examen físico y exploración

El examen físico es crucial para identificar los síntomas y signos asociados al síndrome piramidal. Durante el examen, el fisioterapeuta evaluará la postura y la movilidad de la persona, así como realizará diferentes pruebas físicas para determinar la presencia de dolor y restricciones en los movimientos.

Así podemos descartar el origen lumbar o de columna del dolor y concretar que es lo que está ocurriéndole al paciente exactamente y ajustar el tratamiento de Fisioterapia.

Pruebas de imagen

Además del examen físico, se pueden utilizar diversas pruebas de imagen que ayudan a confirmar el diagnóstico del síndrome piramidal. Estas pruebas incluyen:

  • Radiografía, que permite descartar otras causas de dolor en la zona.
  • Resonancia magnética, que permite visualizar con detalle las estructuras del músculo piramidal y el nervio ciático.
  • Electromiografía, que evalúa la actividad eléctrica de los músculos y puede ayudar a identificar la irritabilidad aumentada del músculo.
  • Ecografía, que proporciona imágenes en tiempo real y es útil para guiar infiltraciones ecoguiadas en el tratamiento.

En base a los resultados del examen físico y las pruebas de imagen, se establece el diagnóstico del síndrome piramidal, lo que permite orientar el tratamiento adecuado para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente.

Es importante un buen diagnóstico ya que conocemos que otras lesiones de columna lumbar pueden provocar síntomas parecidos, por ejemplo, la ciática.

Falsa Ciática

La ciática se caracteriza por el dolor que irradia a lo largo del nervio ciático, desde la parte baja de la espalda hasta las piernas, a menudo debido a la compresión de este nervio en la columna vertebral.

En cambio, la falsa ciática, o síndrome del músculo piramidal, ocurre cuando el músculo piramidal comprime o irrita el nervio ciático.

Aunque los síntomas pueden ser similares – dolor, hormigueo y entumecimiento en la pierna y los glúteos – la falsa ciática tiende a centrarse en la zona glútea y la parte posterior del muslo, sin extenderse más allá de la rodilla.

Tratamiento del síndrome piramidal

Medicamentos antiinflamatorios y relajantes musculares

El tratamiento del síndrome piramidal puede incluir el uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) para reducir la inflamación y aliviar el dolor en la zona glútea. Estos medicamentos, como el ibuprofeno o el naproxeno, pueden ser útiles para disminuir el dolor muscular y controlar los síntomas.

Además, los relajantes musculares pueden ayudar a reducir también el dolor del músculo piramidal y mejorar la calidad el sueño del paciente.

Fisioterapia y ejercicios de estiramiento

La fisioterapia desempeña un papel fundamental en el tratamiento del síndrome piramidal. Los fisioterapeutas pueden diseñar un programa de ejercicios de estiramiento y fuerza específicos que ayuden a relajar el músculo piramidal y mejorar la movilidad y flexibilidad de la zona afectada.

Estos ejercicios que se proponen en el centro de Fisioterapia pueden incluir estiramientos de la región del glúteo, movilización de la articulación de la cadera y fortalecimiento de los músculos estabilizadores de la pelvis.

En nuestra Clínica de Fisioterapia de Enric Gallofré en Madrid y en nuestra Clínica de Fisioterapia Enric Gallofré en Barcelona podremos ayudarte con tu Síndrome del Piramidal.

Técnicas como Neuromodulación y Radiofrecuencia.

Además de los ejercicios de estiramiento, se pueden utilizar otras técnicas en el tratamiento de fisioterapia para mejorar los resultados del tratamiento.

La aplicación de Radiofrecuencia tipo INDIBA puede reducir la inflamación y aliviar el dolor en la zona afectada. La electroterapia combinada con agujas, como la neuromodulación, puede ayudar a bloquear las señales de dolor y promover la relajación muscular.

Estas técnicas pueden complementar los ejercicios de estiramiento y acelerar la recuperación.

Infiltraciones ecoguiadas de corticoides y anestésico

En casos más graves de síndrome piramidal, se puede considerar la realización de infiltraciones ecoguiadas de corticoides y anestésico local, éstas la realizará el traumatólogo.

Estas infiltraciones se realizan bajo control ecográfico para asegurar la precisión en la administración de los medicamentos.

Los corticoides tienen propiedades antiinflamatorias y pueden reducir la inflamación en el músculo piramidal, aliviando el dolor. El anestésico local puede brindar un alivio inmediato de los síntomas al bloquear temporariamente las señales de dolor.

Toxina botulínica y cirugía en casos refractarios

En casos refractarios, cuando otros tratamientos no han sido efectivos, se puede considerar el uso de toxina botulínica (Botox) o cirugía.

La toxina botulínica se puede administrar directamente en el músculo piramidal para relajarlo y aliviar los síntomas. La cirugía, como la tenotomía del músculo o la liberación del nervio, puede ser una opción para aliviar la compresión y el atrapamiento del nervio ciático en casos más severos, siempre realizada por parte de traumatólogo.

Factores de riesgo y prevención del síndrome piramidal

El síndrome piramidal puede afectar a personas de todas las edades, pero se observa una mayor incidencia en mujeres. Aunque las razones exactas de esta disparidad de género no están claras, se cree que factores hormonales y estructurales podrían desempeñar un papel en esta diferencia.

Actividades y condiciones que aumentan el riesgo

Realizar movimientos repetitivos que involucren la rotación interna de cadera, como correr o montar en bicicleta, puede aumentar la presión sobre el músculo piramidal y el nervio ciático, aumentando el riesgo de desarrollar el síndrome piramidal.

Permanecer sentado por largos periodos de tiempo, especialmente en una posición incorrecta, ejerce presión sobre el músculo piramidal y el nervio ciático, aumentando el riesgo de irritación y compresión.

Aunque son factores de riesgo, no significa que no deba realizarse actividad física como correr o que el estar sentado vaya a generar el dolor sí o sí. Deberían tomarse con precaución estas afirmaciones ya que dependen del contexto individual.

El embarazo también puede aumentar el riesgo debido a los cambios hormonales, el aumento de peso y la presión ejercida sobre la zona glútea y pélvica.

Importancia de la rehabilitación y tratamiento adecuado. Mi opinión como Fisioterapeuta.

La rehabilitación y el tratamiento adecuado son fundamentales para aliviar los síntomas del síndrome piramidal y prevenir recaídas.

El tratamiento puede incluir medicamentos antiinflamatorios y relajantes musculares para reducir el dolor y la inflamación, tratamiento de fisioterapia con ejercicios de estiramiento y fortalecimiento para mejorar la función muscular y reducir la presión sobre el nervio ciático, así como técnicas avanzadas como radiofrecuencia, punción seca o neuromodulación.

Es fundamental seguir las recomendaciones del profesional de la salud y cumplir con las pautas de tratamiento para optimizar los resultados y minimizar el riesgo de recaídas. Además, es importante adoptar medidas de prevención como evitar el sedentarismo prolongado, realizar pausas activas durante actividades que implican la rotación interna de cadera y mantener un estilo de vida saludable que incluya ejercicio regular y una dieta equilibrada.

Tratamos semanalmente casos de Síndrome de Piramidal con éxito en la Clínica de Fisioterapia Enric Gallofré Madrid y en la Clínica de Fisioterapia Enric Gallofré Barcelona.

Nos encontramos con pacientes que vienen a nuestro centro de Fisioterapia con grandes molestias y que no saben gestionar lo que les ocurre, ofrecemos tratamiento y acompañamiento para volver a disfrutar de las actividades del día a día sin problema.

Otras Publicaciones del Blog


Otros

Drenaje linfático: beneficios y técnicas para mejorar la circulación en Barcelona y Madrid

0 (0) Drenaje linfático: beneficios y técnicas para mejorar la circulación en Barcelona y Madrid Publicado el: 8 de febrero de 2024. Revisado el: 8 de febrero de 2024. Escrito y verificado por Enric Gallofré. Fisioterapeuta y Osteópata. Fact Check ✅: Contenido revisado y basado en la bibliografía disponible y experiencia clínica. El drenaje linfático es una técnica de masoterapia …

Leer más

Dolor de Cadera

Es bueno andar para el Síndrome Piramidal – Fisio en BCN y MAD

0 (0) ¿Es bueno andar para el Síndrome Piramidal? Publicado el: 30 de enero de 2024. Revisado el: 30 de enero de 2024. Escrito y verificado por Enric Gallofré. Fisioterapeuta y Osteópata colegiado 11099. Fact Check ✅: Contenido revisado y basado en la bibliografía disponible y experiencia clínica. El Síndrome Piramidal es una afección neuromuscular que causa dolor en las …

Leer más

Punción Seca

Punción seca en trapecio: alivia el dolor y la tensión muscular

0 (0) Punción seca en trapecio: alivia el dolor y la tensión muscular La punción seca en el trapecio es una técnica de fisioterapia para aliviar el dolor y tensión muscular. Consiste en utilizar agujas finas en los puntos gatillo miofasciales del músculo trapecio. Esta técnica promueve la liberación de tensiones y el funcionamiento adecuado del músculo, siendo efectiva para …

Leer más

Enfermedades

Sinovitis: causas, síntomas y tratamiento

0 (0) Sinovitis: causas, síntomas y tratamientos en 2024 La sinovitis es una inflamación de la membrana sinovial que recubre las articulaciones. Puede ser causada por desgaste, traumatismos, infecciones y enfermedades autoinmunes. Los síntomas incluyen inflamación, dolor intenso y rigidez. Para diagnosticarla se realiza un examen físico y análisis del líquido sinovial. El tratamiento incluye reposo, medicamentos antiinflamatorios y fisioterapia. …

Leer más

Dolor de Codo

Esguince en el codo: causas, síntomas y fisioterapia

0 (0) Esguince en el codo: causas, síntomas y Fisioterapia El esguince de codo es una lesión común de los ligamentos alrededor de la articulación del codo. Puede ocurrir debido a movimientos bruscos o caídas sobre el codo o el brazo Los síntomas incluyen dolor, inflamación y sensación de inestabilidad en el codo. Vamos a ver en este artículo todo …

Leer más

Dolor de Rodilla

¿Es doloroso el Post Operatorio de Prótesis de Rodilla?

0 (0) ¿Es doloroso el Post Operatorio de Prótesis de Rodilla? El proceso de recuperación tras una cirugía de prótesis de rodilla es una etapa crucial para garantizar el éxito del procedimiento. Este artículo proporciona información detallada sobre lo que los pacientes pueden esperar durante el postoperatorio de una prótesis de rodilla, incluyendo el manejo del dolor, la rehabilitación y …

Leer más

Call Now Button